¿Qué podemos hacer para incrementar el número de mujeres en las carreras STEM?

International women day
Categorizada en:Educación

¿Sabías que tan solo el 35% de matriculaciones en carreras STEM son femeninas? El número de mujeres que estudian o trabajan en carreras técnicas es bajo, si lo comparamos al porcentaje masculino. Según UNESCO, de este 35%, sólo el 3% escoge realizar estudios en el ámbito de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC). Un dato llamativo cuando se estima que el futuro del empleo pasa por este tipo de perfiles.

Pero ¿sabemos las razones de este escenario y podemos hacer algo al respecto?

Los últimos datos dentro de la UE

En 2018, alrededor de 3,5 millones de personas trabajaban como profesionales de las TIC en la Unión Europea. El empleo en esta ocupación creció por encima del 29%, entre 2006 y 2018. Y este dato ha ido incrementándose, año a año, debido a las demandas de mercado. Según los últimos datos de la Encuesta de la Población Activa (EPA) del INE, revelan que el empleo TIC ha crecido a un ritmo del 18,3% acumulado durante el pasado año.
El futuro es tan digital que, para paliar los efectos de la pandemia, la Unión Europea ha destinado fondos europeos para impulsar estos campos entre los países miembros. Uno de los requisitos es que el 20% de estas ayudas para la reconstrucción estén dedicados a la digitalización. España tiene previsto dedicar el 33%.
De hecho, la demanda de este tipo de perfiles irá en aumento según las previsiones. En 2019, el 36,2% de las ofertas de empleo estaban destinadas a perfiles técnicos. Y, los expertos apuntan a que las profesiones relacionadas con las STEM crecerán un 20% en la próxima década.
Sin embargo, a pesar de todos estos datos, las carreras técnicas se quedan sin alumnos. En nuestro país, entre los años 2013 y 2017, las matriculaciones en STEM cayeron el 6,1%. En comparación con otros países de la Unión Europea, la demanda se sitúa cinco puntos porcentuales por debajo de la media, 7,1 puntos menos que Reino Unido y a 14,1 puntos de Alemania.
Además, las enseñanzas STEM registran elevadas tasas brutas de abandono global que van del 37,4% al 49,9%, según las diferentes titulaciones. Algo preocupante que se acentúa en el caso de las mujeres.

Las carreras técnicas en España

Según datos del Ministerio de Educación, tan sólo uno de cada cuatro matriculados en carreras técnicas en España son mujeres. El informe “Datos y Cifras del Sistema Universitario Español, 2019-2020” apunta a que los primeros puestos, en cuanto a matriculación femenina, lo ocupan:

• Ciencias de la Salud
• Artes y Humanidades
• Ciencias Sociales y Jurídicas

Sin embargo, si nos fijamos en las carreras técnicas, nos encontramos con que, por ejemplo, Ingeniería y Arquitectura reduce la presencia femenina hasta el 24,8% (frente a porcentajes que rozan el 70% en las anteriores titulaciones).
Si analizamos el ámbito de la investigación, nos encontramos con datos igualmente alarmantes. En España, el número de catedráticas de universidad y profesoras de investigación no llega al 25%, según las cifras del CSIC.
La única manera de revertir esta tendencia pasa por impulsar iniciativas que pongan en relevancia el papel de la mujer en la ciencia y así atraer el talento femenino a las STEM.
Proyectos para impulsar las STEM entre las mujeres
Desde Onivia hemos participado en la iniciativa que ha desarrollado La asociación DigitalES, en colaboración con el proyecto Mujer e Ingeniería de la Real Academia de Ingeniería, para contribuir a despertar las vocaciones científico-tecnológicas de las jóvenes en España: Generación A

¿En qué consiste GENERACIÓN A?

En este contexto, se ha lanzado la campaña «Generación A»: una iniciativa por la que 44 profesionales STEM protagonizan vídeos dirigidos a chicas desde los 12 años. En ellos, relatan por qué se decantaron por una carrera técnica, cuál ha sido su experiencia profesional o cómo es su día a día. Finalmente, cada una de estas profesionales comparte un consejo final.
El casi medio centenar de mujeres que participan en esta campaña trabajan, en la actualidad, en sendas empresas del sector tecnológico en España. A través de esta iniciativa, estas mujeres buscan orientar o servir de referentes para aquellas jóvenes que reúnen las habilidades para ser grandes profesionales STEM en el futuro.